Mesas para que puedas amueblar tu salón comedor ¿qué necesitas?

Cuando el comedor y el salón se integran en un mismo ambiente en el hogar y necesitas amueblarlo y decorarlo, es importante que tengas en cuenta que este es el lugar en el que más se socializa en la casa y, por lo tanto, debe ser lo suficientemente espacioso, interesante y confortable para los propios habitantes y para las visitas.

Decorarlo con funcionalidad puede ser todo un reto que lograrás con éxito, solo si estableces con claridad el uso real que le darás a este espacio y qué estilo de decoración deseas para él.


Mesas de comedor necesarias en cualquier hogar moderno y actual

El tamaño y la forma que seleccionarás para la mesa de tu salón comedor dependerá, directamente, de las proporciones y la forma que posea esta área de tu casa.

Mesa de 150x90 para el salón comedor

Mesa de 150x90 para el salón comedor

 

Los materiales adecuados en los cuales deberá estar confeccionada, dependerán del estilo que elijas para la decoración. Puedes encontrar mesas de madera, de metal, con encimeras de vidrio…

Existen muchas variedades y estilos. Procura que la mesa sea liviana al igual que las sillas, para que pueda ser movilizada con facilidad.

 

Mesas de centro para complementar tu salón frente al sofá y la TV

Este elemento que, tradicionalmente, forma parte del salón de estar de la casa, guarda una relevancia que muchas veces se pasa por alto, ya que su diseño y utilidad puede hacer resaltar o no esta área de la casa.

Mesa de centro elevable que tiene un cierre muy suave

Mesa de centro elevable que tiene un cierre muy suave

 

Cuidar su proporción con relación al tamaño del salón es fundamental, ya que puede hacerla lucir más estrecha o más espaciosa.

Su utilidad es amplia, según las necesidades de cada quien. Los usos más comunes que les puedes dar a este tipo de muebles son: para colocar revistas, los mandos a distancia del televisor, floreros, portarretratos, velas, etc.

En un momento dado, la mesa de centro puede servirte para disfrutar de una cena improvisada e informal, en la que puedes colocar bandejas, platos y vasos o, simplemente, para ofrecer café y galletas a quienes te visiten.

Como puedes ver, en definitiva, este es un mueble que no puede faltar en tu hogar, así que sácale el mejor partido.